Sabiñanigo

Sariñena
13/03/2018
CAMINOS ESCOLARES
18/03/2018

Sabiñanigo, con más de  10.000 habitantes se sitúa en un punto estratégico entre los Valles del Aragón y  de Tena. Está a tan sólo 55 kilómetros tanto de Huesca como de nuesto país vecino, Francia. Se ha convertido en una ciudad en la que la industria, el sector servicios y el turismo se dan la mano para ofrecer a los vecinos y visitantes un lugar con encanto y con altas dosis de calidad de vida.

Los orígenes de la ciudad de Sabiñanigo son confusos. Según unos fue un patricio romano, Sabino, quien la fundó en la época de Augusto. Aunque otros piensan que el nombre de  la ciudad se debe a un rico hacendado romano llamado Sabinianus, que vivió en esta zona 400 años después.

Lo que sí esta claro es que Sabiñánigo, hasta principios del siglo XX, fue una pequeña aldea. Los habitantes se dedicaban a la agricultura y la ganadería.

A partir de 1918, se empezaron a instalar las primeras industrias químicas y del aluminio que atrajeron numerosos trabajadores.

La ciudad de Sabiñanigo ha pasado, así,  en menos de 100 años, de 100 a  más de 10.000 habitantes.

Hoy en día, es una ciudad industrial y de servicios que cuida y pone en valor su pasado cultural.

Fruto de este interés, y de dar a conocer la riqueza patriomonial de Sabiñánigo y sus alrededores, abrieron sus puertas tanto el Museo Ángel Oresanz y Artes de Serrablo, que recoge la cultura material y espiritual de una gran área del Pirineo aragonés, y el Museo Nacional de Dibujo Julio Gavín-Castillo de Larrés, cuyos fondos superan las 3.000 obras, entre ellas de Pablo Serrano, Antonio Saura, José Guerrero, Zuloaga, Dalí y Vázquez Díaz, por citar algunas de las más importantes, y cuya sede es un castillo bajomedieval restaurado. Ambos centros han sido rehabilitados con la colaboración de uno de los colectivos insignia de Sabiñánigo, Amigos de Serrablo, quienes se han encargado, además, de la restauración de las Iglesias de Serrablo ubicadas en los núcleos de Sabiñánigo.

Sabiñanigo es de esta forma una perfecta `Puerta del Pirineo´, eslogan de la ciudad. Además cuenta con dos importantes polígonos industriales, varias áreas comerciales e importantes industrias.

El impulso de la industria y el turismo han marcado el camino de progreso de la ciudad en la última década.

La capital de Serrablo se presenta así como una ciudad moderna, en continuo progreso, ubicada en un lugar estratégico y rodeada de una riqueza natural y patrimonial de la que poder disfrutar los ciudadanos y quienes la visitan.

+info

Colegio participante

AULA EN BICI es posible gracias a:

Ayuntamiento de Sabiñanigo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies