Día 5 de octubre: Día Internacional de la Educación Vial

La “Movida” también pedalea con los más peques en Monzón
17/07/2017
Ontiñena
Ontiñena
16/10/2017
circuito Aula en bici

Hoy es un día para reflexionar… ¿Sabíais que según la Organización Mundial de la Salud cada año mueren  1,3 millones de personas por accidentes de tráfico?

Tenemos un gran reto por delante: concienciar a la sociedad para reducir este número. Y nada mejor que empezar por los niños. Son uno de los principales grupos de riesgo de muerte en accidentes de tráfico, bien sea por imprudencia, desconocimiento de las normas de seguridad o descuidos, tanto por su parte como por la de los padres.

 ¿Cómo enseñamos educación vial a los niños?

Los juegos y la simulación son muy buenas herramientas para generar buenos hábitos en la seguridad vial.

A través del juego podemos transmitirles los riesgos y responsabilidades en la educación vial. Circuitos cerrados para bicicletas donde tengan que respetar las normas de circulación, simular determinadas adversidades a las que deben enfrentarse solos, afrontar señales, giros o semáforos, … son algunas opciones para conseguir este objetivo.

 

 

Nuestras buenas prácticas también son importantes. Los niños imitan lo que ven. No sirve de nada si les decimos que no se debe cruzar el semáforo en rojo pero nosotros lo hacemos. Evitemos conductas diarias como usar el móvil en el coche, aparcar en doble fila cerca del colegio porque tenemos prisa, salir del coche por el lado opuesto a la acera,… Con ellas transmitimos que ciertas normas pueden transgredirse en un momento determinado. Un probable motivo para saltárselas ellos el día de mañana.

Debemos fomentar las buenas formas como parte de la seguridad vial. Esperar a que una persona con movilidad reducida termine de cruzar la calle aunque el semáforo esté en verde, respetar las señales de stop, cruzar el paso de peatones con el semáforo  en verde, llevar nuestra mascota atada, … son muestra de ello.

Es necesario concienciarles que dentro del coche no se juega. Tenemos que conseguir que los trayectos en coche sean lo más tranquilos posible para evitar distracciones del conductor que podrían provocar un accidente. Por ejemplo, simular en un garaje lo que pasaría ante una situación bulliciosa dentro del coche puede hacerles ver las consecuencias.

Finalmente, es fundamental explicarles  la importancia de ponerse el cinturón en el coche para evitar graves lesiones ante un accidente. El cinturón de seguridad es un seguro de vida y así se lo deberíamos transmitir.

 

 

Nosotros con nuestro proyecto Aula en Bici intentamos aportar nuestro granito de arena. ¿Y tú qué estás dispuesto a hacer por unos buenos hábitos en la seguridad vial?

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies